Limpiadores de lengua

La pasta de dientes es uno de los tres factores más importantes dentro del buen cepillado (junto con el hilo dental, cepillos de dientes y el enjuague bucal), regularmente escogemos las mejores pastas dentales del mercado según nuestro conocimiento comercial, eso es muy lógico, sin embargo, los limpiadores de lengua son esos elementos que no se tienen muy presente al momento de la compra.

Existe una cantidad muy amplia de dentífrico para el cuidado dental que nos pondrían en aprietos a la hora de escoger cuando pensamos en la salud bucal de la familia. Lamentablemente, un hábito que no se ha enseñado mucho o tal vez no se le ha dado el peso necesario desde una edad temprana es la limpieza matutina de nuestra lengua.

Esta imagen normal se puede alterar en una amplia gama de afecciones, como enfermedades virales del intestino y neoplasias malignas, halitosis, gingivitis y otros tipos de malestares a nivel lingual. Las alteraciones de la lengua a menudo causan ansiedad y depresión en los pacientes afectados.

Es por eso que una lengua sana permite llevar la vida mejor, si todas las toxinas y bacterias no se alejan de la lengua, lo que se mastique durante el día volverá al torrente sanguíneo y ahí es donde comienzan los problemas. Además, la halitosis de la boca se debe principalmente a todo eso recolectado en nuestra lengua, infortunadamente los cuidados de la lengua son superficiales, un enjuague bucal con agua (muchas veces casero) o un chicle o las pastillas para el mal aliento no puede eliminarlo.

¡Limpia tu lengua y deshazte del mal aliento!

La lengua ocupa el 50% de la cavidad bucal. Y mientras limpias tus dientes, si no hay cuidados de la lengua, junto con sus bacterias, permanece como está. No, cepillarse, usar buenos limpiadores de lengua o frotarse con la parte posterior del cepillo de dientes lleva a complicaciones.

Muchas personas usan el cepillo de dientes para limpiar la lengua, (de hecho, nada como limpiar la lengua con la parte de atrás, se siente agradable); el cepillo de dientes no está, para nada, diseñado con este objetivo y aunque muchas marcas tratan de suplir esto y llegar a un cepillo limpiador, realmente sirve más de complemento, pero en menor medida es un limpiador de lengua, infortunadamente elimina de forma muy limitada los restos acumulados en nuestra lengua.

Definitivamente aunque nuestro cuerpo, después de un intento de desintoxicación por la noche que se lleva a cabo durante el sueño y también debido a la respiración que a menudo se realiza con la boca abierta, tiene la oportunidad de salvarse de toxinas que se acumulan en nuestra lengua, pero es cierto que es necesario concientizarse de que una lengua sana parte desde una limpieza bucal, si bien puede muchas veces que no sea a conciencia, en la medida de lo posible que cubra lo necesario y tener dientes y lengua tan sanos como sea posible.

Vas a ver que, desde el primer uso, una vez que hayas limpiado tu lengua, descubrirás que es un hábito agradable y lo convertirás parte de su higiene diaria si tienes en cuenta algunos consejos.

Verifica el color que tiene tu lengua

No se puede negar que tiene algo de gracia o tal vez un tanto raro, pero que se vea la lengua blanca, tenga tonalidad verde o grisácea, casi el 50% de las bacterias en la boca de una persona se encuentran en la flauta o las grietas en la lengua.

Lavar los dientes muy bien y utilizar hilo dental es extremos importantes, este procedimiento elimina bacterias, residuos de alimentos, posibles hongos, toxinas y células muertas que están presentes en la superficie de la lengua, además de esto los limpiadores de lengua o raspador apoya al barrido eficaz. 

Cuidados de la lengua a conciencia

Sigue sonando extraño que le des tanto tiempo y cuidados de la lengua, pero créenos que lo vale. La lengua es un sistema por sí mismo, ya que esta representa todos los órganos y funciones de nuestro organismo. No es para nada casualidad que tu médico comience su revisión no solo por el pulso sino también por el estado de la lengua. A partir de ahora procura notar el estado de su lengua y tu trabajo lingual, verifica si tienes lengua blanca, gris o rosada, si existen grietas en la lengua, si hay sarro, y si el lavado de dientes incluyó el raspador de lengua.

Este órgano ser suave, rosa y sin recubrimiento. Puede que en esos días cuando te encuentres enfermo o tengas mucho cansancio, descubrirás que el recubrimiento se vuelve un tanto más blanco y compacto. Es el esfuerzo que hace tu cuerpo para eliminar el sobre exceso de toxinas.

¿Entonces cómo limpiar la lengua?

Dependiendo la actividad y carreras de tu día, en lo posible debe hacerse en la mañana y por la noche, mucho mejor al lavarse los dientes con el estómago vacío. Hay dos tipos de herramientas. Los «shavers» o «Limpiadores de lengua» o «limpia lenguas» o «raspador de lengua» que son, en general, de plástico. Lo sostienes con una mano y con su borde ancho y algo áspero raspas la lengua y más atrás. debes aplicar algo de presión.

Con que lo hagas cuatro o cinco veces más para tener una lengua sana desde el mismo momento de comenzar. Sucede que en ocasiones puede haber espasmo que tiene que ver con el estómago o la garganta, pero esto es una señal de que se ha ejercido mucha presión, por lo que puedes encontrar la medida con facilidad y aprovechar más el raspador de lengua. También encontrarás un limpiador de lengua metálico, un tanto más ancho, en forma de U. La toma con ambas manos y una vez que tiene la lengua, raspas con el raspador de lengua suavemente, pero con firmeza y comienzas de nuevo lo más atrás posible. En ambos casos, procura enjuagar y repetir hasta que se limpie el recubrimiento.

Por supuesto, no podíamos dejar pasar la oportunidad de decirte que en «cómo combatir el mal aliento.com» vas a encontrar tantos Limpiadores de lengua como desees, puedes tener las compras online del raspador que necesites, solo verifica muy bien sus características y dependiendo tu presupuesto tendrás el que gustes, esta tienda online para productos contra el mal aliento está hecha para ayudarte contra un problema que nos ha aquejado, por tanto, la halitosis, por fortuna, aquí estamos para ti.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies